Para que te hagas una idea, vamos a dar datos. Solo un 5% de los visitantes nuevos que llegan a nuestra web van a estar preparados para la compra, es decir, van a ejecutarla. Lo que significa que un 95%, de las visitas no están preparados para comprar, sino que están en fase de  investigación.

¿Cómo conseguir ventas, entonces? Generando confianza y construyendo una relación estrecha con los prospectos o potenciales clientes.

Y, precisamente, para construir esa confianza nos valemos de contenido de valor que dé el empuje necesario al usuario para convencerlo a ejecutar la compra.

Es aquí cuando entra el juego el papel del lead magnet, con el que trataremos de captar los datos de contacto de potenciales clientes ofreciéndoles a cambio un contenido que le aporte valor y dé pie a crear una relación de confianza.

 

Lead magnet: un regalo a cambio de tu contacto

Por tanto, sí…dicho en pocas palabras, un lead magnet es un regalo que damos a los visitantes de nuestro blog, web o ecommerce a cambio de su correo electrónico o datos de contacto.